El queratocono es una condición poco común en la córnea (la ventana transparente del ojo), que hace que la córnea se adelgace y desarrolle una protuberancia en forma de cono.
Queratocono literalmente significa “córnea en forma de cono” y su tratamiento depende, con frecuencia, de la severidad de los síntomas de queratocono. Durante las primeras etapas de la enfermedad, la visión se puede corregir con anteojos. A medida que la enfermedad progresa, es posible que necesite usar lentes de contacto rígidos, lentes de contacto híbridos, o lentes en la esclera, la membrana de color blanco que constituye la capa más externa del globo ocular. El uso de estos lentes permite que la luz que entra en el ojo se refracte de manera uniforme y no haya distorsión en la visión. Sin embargo, no siempre se puede atender efectivamente esta condición con lentes de contacto. En algunos casos es necesario el uso de INTACS, unos pequeños anillos que se implantan en la córnea y ayudan a moldear la curvatura de ésta. En casos avanzados se puede realizar un trasplante de córnea o como opción adicional, una queratoplastia lamelar anterior profunda (DALK, por sus siglas en inglés). Durante este último procedimiento, solamente la capa frontal y media de la córnea son trasplantadas. Al presente, ha surgido un nuevo tratamiento, disponible en el Instituto de Ojos y que se conoce como el Reticulado de Colágeno.

El Reticulado de Colágeno

El Cross-Linking, o Reticulado de Colágeno es un nuevo procedimiento, recién aprobado por el FDA, que se ofrece como alternativa de tratamiento para el Queratocono. Este consiste en producir nuevos enlaces moleculares para reforzar el colágeno corneal, debilitado por la enfermedad. Es una excelente alternativa de tratamiento que ofrece óptimos resultados y que puede realizarse en combinación con los anillos intracorneales (INTACS) y/o lentes fáquicos. El Instituto de Ojos, fiel a su tradición de ofrecer modernos tratamientos de avanzada, adquirió el equipo necesario para este procedimiento y lo ha puesto a la disposición de sus pacientes. Al presente varios se han sometido a este procedimiento que ofrece una alternativa para mejorar una condición para la que se no se conoce una cura definitiva. Sin embargo, la aplicación del tratamiento permite la formación de nuevas uniones de las fibras de colágeno, permitiendo el aumento del espesor corneal, retrasando, y en algunos casos, deteniendo el avance del queratocono.

 

Si interesa una evaluación que determine si es candidato a este tipo de procedimiento, llame al 787-769-2477 para una cita.

 

Ref. AAO 2016