Cómo ayudarse a sí mismo y a los demás.

Los expertos dicen que proteger sus ojos, así como sus manos y boca, puede retrasar la propagación del coronavirus.
“Es importante recordar que aunque existe una gran preocupación por el coronavirus, las precauciones de sentido común pueden reducir significativamente el riesgo de infectarse. Por lo tanto, lávese mucho las manos, siga una buena higiene de los lentes de contacto y evite tocarse o frotarse la nariz, la boca y especialmente los ojos “, dice el oftalmólogo Sonal Tuli, MD, portavoz de la Academia Estadounidense de Oftalmología.

1. El coronavirus puede causar conjuntivitis, por lo tanto, evite tocar la secreción ocular.

Si ve a alguien con conjuntivitis, no entre en pánico. No significa que la persona esté infectada con coronavirus. Pero un estudio reciente de China sugiere que hasta un tercio de las personas hospitalizadas con coronavirus experimentan problemas oculares, como conjuntivitis o conjuntivitis viral. Es importante saber que el virus puede propagarse al tocar líquido de los ojos de una persona infectada o de objetos que transportan el líquido.

2. Si usa lentes de contacto, considere cambiarse a espejuelos por un tiempo.

No hay evidencia de que el uso de lentes de contacto aumente el riesgo de infección por coronavirus. Pero los usuarios de lentes de contacto tocan sus ojos más que la persona promedio, señala el Dr. Tuli. “Considere usar espejuelos con más frecuencia, especialmente si tiende a tocarse mucho los ojos cuando tiene lentes de contacto puestos. La sustitución de espejuelos por lentes de contacto puede disminuir la irritación y obligarlo a detenerse antes de tocarse el ojo”, aconseja. Si continúa usando lentes de contacto, siga estos consejos de higiene.

3. El uso de espejuelos puede agregar una capa de protección.

Las lentes correctivas o las gafas de sol pueden proteger sus ojos de las gotas respiratorias infectadas. Pero no proporcionan el 100% de seguridad. El virus aún puede llegar a sus ojos desde los lados expuestos, la parte superior y la parte inferior de sus espejuelos. Si está cuidando a un paciente enfermo o una persona potencialmente expuesta, las gafas de seguridad pueden ofrecer una mejor defensa.

4. Compre suficiente medicamentos recetados para los ojos si puede.

Los expertos aconsejan a los pacientes que se abastezcan de medicamentos críticos, para que tengan lo suficiente para sobrevivir si están en cuarentena o si los suministros se limitan durante un brote. Pero esto puede no ser posible para todos. Si su seguro le permite obtener más de 1 mes de medicamentos esenciales para los ojos, como gotas para el glaucoma, debe hacerlo. Algunas aseguradoras aprobarán un suministro de medicamentos para 3 meses en tiempos de desastres naturales. Pídale ayuda a su farmacéutico u oftalmólogo si tiene problemas para obtener la aprobación de su compañía de seguros. Y, como siempre, solicite una recarga tan pronto como sea debido. No espere hasta el último minuto para contactar a su farmacia.

5. Evite frotarse los ojos.

Todos lo hacemos Si bien puede ser difícil romper este hábito natural, hacerlo reducirá el riesgo de infección. Si siente la necesidad de picar o frotarse los ojos o incluso de ajustarse las gafas, use un pañuelo en lugar de los dedos. Los ojos secos pueden provocar más frotamiento, así que considere agregar gotas humectantes a su rutina ocular. Si tiene que tocarse los ojos por algún motivo, incluso para administrar medicamentos para los ojos, lávese primero las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Luego vuelva a lavarse las manos.

6. Practique higiene segura y distanciamiento social.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ofrecen estas pautas generales para frenar la propagación de la enfermedad:

  • Lávese las manos con frecuencia con agua y jabón durante al menos 20 segundos.
  • Debe lavarse especialmente las manos antes de comer, después de usar el baño, estornudar, toser o sonarse la nariz.
  • Si no puede llegar al fregadero, use un desinfectante para manos que tenga al menos un 60% de alcohol.
  • Evite tocarse la cara, especialmente los ojos, la nariz y la boca.
  • Si tose o estornuda, cúbrase la cara con el codo o un pañuelo. Si usa un pañuelo desechable, tírelo rápidamente. Entonces ve a lavarte las manos.
  • Evite el contacto cercano con personas enfermas. Si cree que alguien tiene una infección respiratoria, es más seguro mantenerse a 6 pies de distancia.
  • Quédese en casa cuando esté enfermo.
  • Desinfecte regularmente las superficies y elementos que se tocan con frecuencia en su casa, como pomos de puertas y encimeras.

Referencia: American Academy of Ophthalmology

Haz tu cita