Aproximadamente 25 millones de estadounidenses tienen cataratas, lo que causa visión nublada, borrosa o tenue y, a menudo, se desarrolla con la edad avanzada. Este mes de junio, el Instituto de Ojos del Dr. Miguel Santiago se une a la Academia Americana de Oftalmología para observar el Mes de Concientización sobre las Cataratas al compartir tres cosas que todos deberían saber sobre la enfermedad y su tratamiento.

A medida que todos envejecemos, los lentes de los ojos se vuelven más gruesos y la visión se ve más nublada. Eventualmente, puede resultar más difícil leer las señales de tráfico. Los colores pueden parecer opacos. Estos síntomas pueden indicar cataratas, que afectan a alrededor del 70 por ciento de las personas a la edad de 75 años. Afortunadamente, las cataratas se pueden corregir con cirugía. Los oftalmólogos, médicos que se especializan en la atención médica y quirúrgica del ojo, realizan alrededor de tres millones de cirugías de cataratas cada año para restaurar la visión de esos pacientes. Este simulador de visión de cataratas le permite experimentar lo que viven las personas con cataratas.

Los siguientes son hechos que todos deben saber acerca de la condición….

  1. La edad no es el único factor de riesgo para las cataratas. Aunque la mayoría de las personas desarrollarán cataratas con la edad, estudios recientes muestran que el estilo de vida y el comportamiento pueden influir en cuándo y con qué gravedad se desarrollan las cataratas. La diabetes, la exposición prolongada a la luz solar, el tabaquismo, la obesidad, la hipertensión arterial y ciertas etnias se han relacionado con un mayor riesgo de cataratas. Las lesiones oculares, la cirugía ocular previa y el uso prolongado de medicamentos con esteroides también pueden provocar cataratas. Si tiene alguno de estos u otros factores de riesgo, consulte con un oftalmólogo.
  2. Las cataratas no se pueden prevenir, pero puede disminuir su riesgo. Los lentes de sol que bloquean los rayos UV y los sombreros de ala cuando están afuera pueden ayudar. Varios estudios sugieren que comer más alimentos ricos en vitamina C puede retrasar la rapidez con que se forman las cataratas. Además, evite fumar cigarrillos, ya que se ha demostrado que aumentan el riesgo de desarrollo de cataratas.
  3. La cirugía puede ayudar a mejorar algo más que su visión. Durante el procedimiento, el lente nublado natural se reemplaza con un lente artificial llamado lente intraocular, que debería mejorar significativamente su visión. Los pacientes tienen una variedad de lentes para elegir, cada uno con diferentes beneficios. Los estudios han demostrado que la cirugía de cataratas puede mejorar la calidad de vida y reducir el riesgo de caídas. Si las cataratas interfieren con su capacidad para ver bien, considere consultar a su oftalmólogo acerca de la cirugía de cataratas.

Una cirugía que cambia la vida.
  A los 49 años, la visión de Michael Sargent se había deteriorado tanto por las cataratas que no podía distinguir las formas o los colores sin sus lentes, incluso si los objetos estaban justo frente a él. Su oftalmólogo le recomendó la cirugía de cataratas.  “La cirugía me cambió la vida”, dijo Sargent, quien vive en Cherry Hill, Nueva Jersey. “Puedo ver todo, desde la hora de mi reloj de alarma hasta el nido de un pájaro en un árbol a la distancia sin anteojos. Es la experiencia más increíble que he tenido

Referencia: American Academy of Ophthalmology

Haz tu cita